13.9.08

pero no lo hagas

juan lo ha vuelto a hacer. ha desobedecido. de nada han servido las advertencias, los reproches, los regaños. es como hablarle a un niño de cinco años que sabes que volverá a hacer la misma travesura. poco o nada sirven las palabras que le dices. seguro que te escucha, medita y se arrepiente. dos horas más tarde, la tentación le puede y lo hace, lo vuelve hacer. ¿será un tarado? dice que es inconsciente, que no se da cuenta del error hasta que ya lo ha hecho. he decido no volver a insistir en el tema, que haga lo que quiera, que siga perdiendo su tiempo. a juan parece que le da igual. en fin, quizás sí que sea un tarado. un conocido mío, intelectual él, dueño de una persuasión envidiable, habló con él, con juan. quedaron en un café y eso. juan le prometió (con compungidos arrumacos) que no iba a volver a caer en la trampa, que esta vez era definitiva, que luego de la última vez había empezado una terapia mental para fortalecerse. se despidieron a las 5, ayer. hoy lo ha vuelto a hacer. sí, juan, ¿quién más? no ha pasado ni un día. está leyendo epifanía doméstica de la nostalgia pura, como tú. ¿en qué idioma estaremos hablando?

2 comentarios:

karen dijo...

Seremos todos tarados??

;-)

Anónimo dijo...

He estado leyendo tu blog desde hace algun rato pero ... a la gran este era para leerlo en la noche con una botellita de vino je je.

Alejandra/El Cairo