20.9.08

jeringas

mari carmen prepara su viaje. quiere cruzar el atlántico y saber si es cierto eso de las tribus y las selvas vírgenes sudamericanas. escuchó a los de la mesa de al lado hablar del tema. anoche. hoy, firme en su decisión, ha pedido quince días en su trabajo. el hombre de la agencia de viajes (mari carmen no confía en las compras on-line) le indica que debe asistir a una delegación de Sanidad para vacunarse antes del viaje. mari carmen no quiere ser tonta, no es su estilo. esa tarde, luego de los múltiples pinchazos contra la fiebre amarilla, malaria, dengue, paludismo, tétanos y fiebre tifoidea, decide terminar sus gestiones preventivas con algo de Botox, por si las moscas

2 comentarios:

CIUDADANO CERO dijo...

La comprendo, después de tanto jeringazo que me han dado, hasta piropo resulta pincharse con una aguja.

IDENTIDAD dijo...

jajajaj... no sabía a donde querías legar con todo eso... es bueno verse bien ante cualquier salvaje, ya sea en las selvas de sudamerica como en cualquier gran ciudad

saludos!