5.10.09

redención

es la hora
de podarse
los tentáculos
de saciar
esa sed
ignominiosa
esas ansias
sin sentido
es la hora
de ignorarse
de una vez
por todas
de ahogar
este ego
cuaternario
y prepotente
de poder
equilibrar
esta cabeza
con su cuerpo
de sembrar
con podredumbre
el alfiler
es la hora
de sacar
en procesión
a mi anticristo
es la hora
de pedir perdón
es la hora
de esquilarme

2 comentarios:

Cíclopa dijo...

es hora
ya viene la tormenta

Prado dijo...

hacer un poncho con lo que quede.