27.8.09

hágalo ud. mismo (lecciones de altruismo)

vio el reloj colgante en la entrada de la Estación. iba mal de tiempo. aligeró el paso y corrió al andén. Chamartín, el nombre de su destino, parpadeaba en la pantalla. como todos los días, subió al tren en los primeros vagones y empezó a andar hacia los últimos. pasó de largo, pero entonces creyó verla, se detuvo y regresó con una sonrisa. se sentó a su lado, agitado, sudado, nervioso. «uff, casi no llego», dijo en voz baja, acomodando su mochila entre las piernas. «bueno, ¿qué tal todo?», inició. ella lo vio de reojo y, sin dejar de leer el libro que llevaba, le dijo que… que… ¿bien? «yo es que vengo corriendo porque acabo de cruzarme con Leonor, que quería saber si mi teléfono fijo funcionaba, que había estado tratando de localizarme para preguntarme el nombre de una librería de viajes en la que estuvimos hace ya… bastante», le dijo. ella bajó el libro y, sin soltarlo, lo dejó a la altura de sus rodillas mientras lo veía fingiendo un gesto de amabilidad que él jamás había visto, dicho sea de paso. «es una broma, ¿no?», dijo ella, arrugando la frente. «¿pero no te acuerdas de Leonor?», insistió él, haciendo todo lo posible para que su rictus fuese de preocupación total. «eh… no. ni de ti tampoco. ¿nos conocemos?» entonces él sonrió, se levantó y siguió tranquilamente su camino hacia los últimos vagones del tren

NOTA: si quieres alegrarle la vida a alguien, haz lo mismo: inventa algo y acercate a una desconocida o desconocido. serás alguien importante porque harás que alguien hable de ti y se acuerde de ti, al menos por unos días. ¿crees que se lo callará? no. su trabajo es aburrido, así que lo primero que hará será contar lo que le sucedió en el tren. si fueses un boy scout te pondrían una insignia en tu camisa. serás su anécdota del día. ¿y si quería ligar conmigo?, ¿y si quería aprovecharse?, ¿llevarme a la cama?, ¿y si quería robarme?, ¿timarme? ¿y si…? tales cuestiones le serán útiles para adornar la historia, para contarla con varios matices, para creérselo, para darse esperanzas de que alguien quiso algo con ella. sé bueno entonces y hazlo. se siente bien. en el fondo es un raro placer compartido

2 comentarios:

igne fatui dijo...

mmm interesante, maestro

un happening

saludos

Alfonso dijo...

A mí siempre me ha gustado hacer cosas como esa y eso que en Guatemala todo acto fuera de lo común despierta sospechas de intenciones delictivas, saludos maistro